Montañas, volcanes y amor eterno…

México, país caracterizado por contar con muchos corazones en cada una de sus entidades, Puebla, por supuesto no se queda atrás. Presidente InterContinental Puebla y Holiday Inn Express Puebla, están ubicados en uno de ellos, estamos muy cerca del centro de este estado y tenemos muchas opciones para disfrutar de los bellos paisajes naturales.

En nuestra Ciudad, la naturaleza, es símbolo de belleza en el andar de su visita a la bella Puebla de los Ángeles, a nuestros alrededores, tenemos muchas opciones para disfrutar, sobre todo las zonas volcánicas de la región.

Visitando Puebla de los Ángeles, puedes encontrar desde un volcán muy pequeñito como el Cuexcomate, reconocido como el volcán más pequeño del mundo. Se trata de un géiser inactivo, que nosotros como visitantes, podemos conocer e incluso, ingresar a él para conocerlo por dentro. Nos encontramos a unos escasos 15 minutos de distancia. ¡No te arrepentirás!

El amor entre Popocatépetl e Iztaccíhuatl

Ahora, no podemos olvidar de la majestuosidad de los volcanes que representan nuestra bella Ciudad, Popocatépetl e Iztaccíhuatl, que incluso cuenta con una bella leyenda que los pobladores de la zona nos han compartido, ahora podemos contarla para ustedes.

Ellos nos cuentan que estos volcanes tienen una historia de amor, el Popocatépetl que muestra a un valiente guerrero y una princesa llamada Iztaccíhuatl, que asemeja a una mujer dormida cubierta de un manto blanco. Se cuenta que hace miles de años, el cacique del imperio de los Aztecas, tenía una hija llamada Iztaccíhuatl quién era la princesa más bella del pueblo, ella estaba perdidamente enamorada del joven guerrero Popocatépetl y él de ella. El emperador aprobaba este matrimonio y cuando iban a celebrar su boda, el ejército enemigo decidió atacar, el emperador bastante molesto decidió reunir a sus mejores guerreros, asignando a Popocatépetl como responsable para dirigir la batalla.

Por el gran amor que tenían la princesa y el guerrero, un rival de Popocatépetl, cegado por los celos decidió decirle a Itzaccíhuatl que su amado guerrero había muerto durante el combate, la princesa destrozada, lloro desenfrenadamente y cayó en una depresión y entró en un sueño profundo, sin que nadie la pudiera despertar. Tiempo después, Popocatépetl regresó victorioso a su pueblo con la esperanza de sellar el amor con su amada, pero a su llegada, recibió la horrible noticia sobre el fallecimiento de la princesa Iztaccíhuatl.

Devastado por la noticia, mandó a construir una gran tumba ante el sol, reuniendo a 10 cerros para formar una gran montaña, tomo entre sus brazos a su amada y la llevo a la cima recostándola en la punta de la montaña, el joven guerrero le dio un beso y tomó una antorcha humeante, arrodillándose frente a su amada para así velarla por el resto de sus días. Es desde ese entonces, donde permanecen juntos uno frente al otro prosperando su amor para siempre y regalándonos una vista majestuosa a todos los visitantes y habitantes de la región.

En Puebla, existe un Parque Nacional, encargado de albergar y preservar a estas montañas, mismas que conforman la Sierra Nevada y es declarado por la UNESCO, como Reserva de la Biosfera Los Volcanes. El Parque Nacional Izta-Popo, presume porque al asistir, estarás a los pies de este guerrero y la princesa,  recordemos que el Popocatépetl y la Iztaccíhuatl, son consideradas como la segunda y tercera cumbres más altas del país, son los íconos por excelencia del paisaje natural mexicano.

Si quieres conocer la majestuosidad de estas bellezas naturales, ¡Puebla te espera! y estaremos muy contentos de poder ser sus anfitriones en esta experiencia. Con nuestro equipo de Concierge, podemos sugerirte opciones para aprovechar el tiempo en nuestra Ciudad, y conocer desde diferentes perspectivas el hermoso paisaje que estos volcanes nos regalan a diario.

Romance en las alturas

Presidente InterContinental Puebla y Holiday Inn Express, también han sido testigos de muchas uniones de amor, en nuestras instalaciones, debido a la increíble vista en la que se pueden apreciar los volcanes y con ellos, sellar su amor profundamente. ¡Te esperamos!

Deja un comentario