Estar en casa es el momento perfecto para consentirte, meditar y cuidar tu cuerpo. El equipo de Ika Spa de Presidente InterContinental Cancún Resort, nos propone unos sencillos ejercicios para reducir el estrés ¡Ponlos en práctica!

Train Your Brain!

La meditación es clave para reducir el estrés y un simple ejercicio de control mental puede tener un beneficio enorme a su salud física, posiblemente sea una de las técnicas de relajación más difíciles de dominar pero tampoco tiene que ser un maestro en esto. Estos pasos ayudarán a cualquier persona a meditar:

  1. Elige una hora y lugar libre de distracciones.
  2. Asegúrate de empezar 2 horas después de comer y vaciar tu vejiga antes de empezar.
  3. Ponte cómodo, sentado o acostado, empieza por respirar profunda y lentamente, centrando tu atención en la respiración.
  4. Adopta un estado mental pasivo y relajado, cierra los ojos para obviar estímulos visuales, deja que los pensamientos fluyan sin detenerte en ninguno, piensa únicamente en el aire que entra y sale de tus pulmones.
  5. Céntrate en un elemento concreto, escoge una palabra o silaba y repítelo en silencio o en alto una y otra vez, no importa el contenido o significado lo importante es la repetición.
  6. Es recomendable que intentes meditar 20 minutos diarios e incluso 20 minutos un par de veces al día.

Train Your Body!

Un cuerpo estresado tiene músculos estresados y, por lo tanto, músculos tensos. Es importante aliviar esta tensión para deshacerte del estrés. Estos pasos te ayudarán a relajar todo tu cuerpo y sentirte renovado; es recomendable que practiques el ejercicio tumbado sobre una colchoneta en el suelo. Así, las primeras veces que lo hagas te será más fácil si te grabas, o pides a alguien que se grabe, dictando los pasos.

Consiste en contraer cada músculo durante 20 segundos para después soltarlo lentamente. Al relajarse el músculo, céntrate en la relajante sensación de alivio. Practícalo este orden:

  • Frente: arruga la frente y eleva las cejas; mantén 20 segundos y suelta.
  • Ojos: Ciérralos con fuerza; mantén y suelta.
  • Nariz: arruga la nariz y abre los orificios nasales; mantén y suelta.
  • Lengua: presiona la lengua sobre el paladar; mantén y suelta.
  • Cara: arruga toda la cara; mantén y suelta.
  • Mandíbula: presiona la mandíbula; mantén y suelta.
  • Cuello: baja la barbilla al pecho; mantén y suelta.
  • Espalda: arquea la espalda; mantén y suelta.
  • Pecho: toma aire tan fuerte como puedas; mantén y suelta.
  • Estómago: tensa los músculos del estómago; mantén y suelta.
  • Glúteos y muslos: tensa los glúteos y muslos; mantén y suelta.
  • Brazos: tensa los bíceps; mantén y suelta.
  • Antebrazo y manos: tensa el antebrazo y las manos; mantén y suelta.
  • Gemelos: pisa fuerte contra el suelo; mantén y suelta.
  • Tobillos y pies: flexiona los dedos de los pies hacia atrás; mantén y suelta.

La rutina debería llevarte entre 12 y 15 minutos; intenta practicarlo dos veces.

Deja un comentario